miércoles, 20 de julio de 2016


¿Habéis decidido cambiar el color de alguna pared de la casa, para darle ese toque veraniego que le falta?.

¿Queréis darle a algún mueble viejo ese toque de estilo para que parezca diferente?



Nos desplazamos a nuestra casa de la playa, de la montaña, incluso de la ciudad y nos apetece darle un nuevo aire al salón simplemente cambiando el color de las paredes.

Pues tenéis que saber que hay un amplia  gama de colores entre la que poder elegir.







Es importante tener claro el color que vamos a utilizar, ya que según el color que escojamos nos la sensación que nos transmitirá será diferente.


El color blanco nos aporta mucha luminosidad y versatilidad, ya que lo podemos combinar con cualquier estilo de mueble y como buen tono básico que es, nos aporta mucho juego para elegir los complementos decorativos.


Los azules al igual que los verdes, nos aportan serenidad y armonía y nos transmiten una gran sensación de paz. Son ideales para los dormitorios.

Como podéis imaginar dentro de cada gama de color podemos variar en intensidad, según nos apetezca, para ello existen hoy en día webs que nos ofrecen la posibilidad de simular cuantos colores nos apetezcan sobre paredes de distintas estancias.




¿Cómo pintar un mueble que ya no nos dice nada?.

Si lo que prefieres es empezar pintando algún mueble o restaurándolo, es otra opción, ya que muchas veces con tan solo cambiar el color o haciendo una pequeña restauración del mismo, la habitación en la que se encuentra, puede cambiar totalmente de enfoque.




Tan solo tenéis que abrir bien los ojos y donde menos  lo esperéis encontraréis algún mueble por pequeño que sea que os inspirará ese gran cambio.

No lo dudéis.....