sábado, 21 de enero de 2017


Frío Polar.........es imposible estar por la calle. ¿Cuál es el lugar donde más nos apetece estar?. Sin lugar a dudas, dentro de casa, calentitos y bien cómodos.

¿y si con unos pequeños consejos conseguimos hacer más acogedor nuestro hogar?.....




El recibidor es la primera muestra de lo que nos vamos a encontrar cuando entramos en una casa. Si el mueble que tenemos es de madera, este nos transmitirá calidez, pero no importa el estilo que tengamos con una buena iluminación indirecta, como lámparas o velas, conseguiremos ese efecto cálido que buscamos.

Las alfombras también  aportan calidez a los suelos y bien pensado nos sirven de barrera para que el barro de estos días no llegue al interior.




Las alfombras en los salones, también son buenas aliadas para aislar el frío de los suelos, si son de pelo o de lana mucho mejor.

 

No olvidéis que los plaids para el sofá son imprescindibles, así como unos buenos cojines bien mullidos.

 



Podemos aprovechar los cojines que tenemos en casa y cambiar las fundas por unas cuyos tejidos sean más propios del invierno. En primavera podemos cambiarlas de nuevo por otras más acorde con la estación.


Fijaos en esta imagen, transmite calidez por todos lados. La alfombra, el puf, la mantita de pelo y como no.........las velas.




Los dormitorios también tienen que estar provistos de ropa de cama acorde con la estación en la que nos encontramos. Sin olvidar algún plaid a los pies de la cama por si lo necesitamos en algún momento.

Al igual que en el salón los cojines también pueden estar enfundados con telas apropiadas.

También alguna alfombra a los pies de la cama o a ambos lados de la misma, nos puede ayudar.

En resumen, las telas y tejidos, juegan un papel fundamental a la hora de introducir calidez en nuestro hogar.