miércoles, 8 de febrero de 2017


Seguimos con el frío y el tiempo que pasamos en casa queremos estar lo más a gusto posible, por ello pensamos en tener un buen sistema de calefacción.

Hay que tener en cuenta que no todas las viviendas necesitan el mismo sistema de calefacción y que a la hora de elegir uno u otro, habrá que tener en cuenta diversos factores como: la ubicación de la vivienda, la climatología de cada zona según donde vivamos, así como el tamaño de cada habitación.

  




No es lo mismo vivir en un piso pequeño.




Que en uno grande o casa de campo.



Está claro que hoy en día lo más común y práctico de poner son los aparatos de aire acondicionado, por su versatilidad a la hora de elegir donde colocarlo, por la rapidez en la que se calienta la estancia donde se encuetra, por su doble funcionalidad, aire caliente en invierno y frío en verano, etc...


Lo que a veces nos preocupa es su ubicación para que nos quede lo más estético posible. Hay distintas formas de ocultarlos e integrarlos dentro de la decoración del hogar.

En la imagen de arriba vemos como dentro del mismo mueble, queda integrado el aparato.




También la parte exterior es fácil de disimular para ocultar los condensadores de aire. Con un poquito de imaginación puede quedar oculto de una manera natural y discreta.




A veces, lo más sencillo es lo mejor, ya que si escogéis un tono neutro para vuestro aparato de aire, se integrará perfectamente en vuestra decoración, siempre que siga la misma línea en cuanto a tonalidades de la habitación.


La verdad es que como siempre os digo, si os ponéis en manos de expertos, un buen aire acondicionado, os puede durar muchos años y su rendimiento será el mismo que el primer día, os lo digo por propia experiencia.



Imagino que también habréis oído hablar de las famosas estufas de pellets, están teniendo mucha aceptación sobre todo por ser más ecológicas y limpias que las estufas de leña convencionales.

Además de ahorrar en la factura, usaras un combustible ecológico que no perjudica el medio ambiente, ya que no aumenta las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Escojáis el sistema que escojáis lo importante es saberlo combinar con la estética del hogar.